Home AMERICA Buga y su milagrosa Basílica, la más visitada de Sudamérica en Colombia

Buga y su milagrosa Basílica, la más visitada de Sudamérica en Colombia

por Danel Ayesta
0 comment

La Basílica del Señor de los Milagros, mueve durante los fines de semana miles de fieles de distintos puntos de Colombia y países aledaños, movilizados por la gran cantidad de milagros certificados. Todo comenzó hace más de 500 años, con un gesto caritativo y un “sobrenatural” crucifijo.

dsc_0023-small

Relatado por Danel Ayesta de Sueños de Mochila

Me señalaban a Buga como una ciudad pintoresca, reconocida por sus estructuras coloniales y su iglesia, “la más visitada de Sudamérica”. Decidí chequear esa escasa información y sumé la gratificante experiencia de “La Iglesias de las Lajas” para intensificar mí expectativa. De nuevo soñé con una buena historia, y la encontré.

Alrededor de 3 millones de fieles se movilizan anualmente al municipio Guadalajara de Buga, ubicado dentro del Departamento Valle del Cauca, a 70 kilómetros de Cali; antesala del afamado eje cafetero. Hay que retrotraerse a fines del siglo XVI para comprender por qué este sitio es considerado como una cuna de milagros.

dsc_0127-small

HISTORIA

La antigua tradición narra que en el año 1580, una mujer indígena cuya profesión era lavar ropa, había juntado 70 reales para comprar un Santo Cristo. Curiosamente, el día que la señora mayor pretendía darle el dinero al párroco intermediario para gestionar la imagen, pasó llorando sobre sus ojos un padre de familia que era trasladado a la cárcel a causa de una deuda.

dsc_0045-small

Conmovida por la situación e inspirada por un pensamiento caritativo, la potencialcompradora decidió darle otro destino a las monedas que con tanto esfuerzo logró juntar: pagó las deudas del hombre y en agradecimiento resultó bendecida. Unos días después, mientras realizaba su labor a la vera del río, de un momento a otro apareció un crucifijo que tomó e improvisó un altarcito sobre el cual colocó el Santo Cristo.

dsc_0046-small

Una noche la anciana escuchó ruidos y notó que, la cajita en donde guardaba la imagen, había crecido de forma misteriosa y en poco tiempo el cristo pasó de unos escasos centímetros a un metro de altura. No se halló ninguna explicación lógica y la imagen fue deformándose debido al afán de los devotos por llevarse alguna piecita de madera. Una testigo aseguró que, por iniciativa de un temeroso Obispo, se procedió a quemar la imagen pero eso no sucedió. “Sudó y la gente empapaba los algodones”, relató Luisa de la Espada, hija de uno de los patriarcas de Buga.

EL RESULTADO

Se propuso construir una ermita en 1573 para darle culto público al hallazgo, que resultó reconstruida en 1637 y 1718 hasta que en 1907, por iniciativa de misioneros redentoristas, se levantó un templo mucho más amplio que en 1937 fue declarado basílica (“Casa del Rey”). En las inmediaciones, dentro de un centro que funciona como museo, puede observarse históricas placas de agradecimiento por parte de fieles de diferentes partes de Sudamérica; testimonios históricos que hablan sobre “la salvación de enfermedades incurables”, entre otras búsquedas por parte de fieles que resultaron efectivizadas.

dsc_0089-small

Los domingos de misa, los 88 metros de largo y 33 de ancho son completados por miles de devotos, dentro de una estructura que alberga algo inédito: televisores led de 32 pulgadas para poder observar lo que acontece al frente. Realmente es mucha la afluencia de personas que cesa de forma significativa durante los días de semana; no así la fe de la gente que abraza una historia caritativa, un crecimiento paranormal de un crucifijo, en búsqueda de salvaguardar sus vidas pero, sobre todas las cosas, la del otro.

LOS ALREDEDORES

La historia de la Basílica es uno de los grandes sostenes económicos de Buga. “En semana santa es un hervidero. La gente camina hasta centenares de kilómetros para llegar hasta aquí a modo de homenaje”, aseguran comerciantes de diferentes rubros. Se puede comer desde 7 mil colombianos, pasando por artes culinarias sofisticadas a precios más elevados, y conseguir hospedajes desde los 20 mil; si bien durante la semana puede negociarse.

dsc_0093-small

Hay diferentes puestos de artículos religiosos, amplio stock y a diversos precios. Mucho vendedor capaz de caminar a la par unos metros para intentar cumplir con su cometido. También existe un mirador denominado “Alejandro Cabal”, a unas cuatro cuadras del centro. Desde allí puede obtenerse un amplio panorama de la zona y, si el tiempo acompaña, un excelente atardecer. Un señor, que al momento no sé si se trataba de un oportunista, quiso cobrarme 2000 para acceder pero terminó aceptando 500 sin ningún tipo de resistencia.



Te ha gustado!? Comparte en tus amigos!
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •   
  •  
  •  
    10
    Shares
  •  
    10
    Shares
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   

Artículos Relacionados

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Privacy & Cookies Policy