Compartir

Por Danel Ayesta de Sueños de Mochila

La Laguna 69 es uno de los tantos sitios para recomendar a la hora de recorrer Perú. Se ubica en la región de Ancash, dentro del Parque Nacional Huascarán, y su color turquesa premia el esfuerzo de cinco horas de trekking (ida – vuelta) por un hermoso valle verde.

En el marco de mi viaje por Sudamérica, llegué desde Lima al distrito de Huaraz con el objetivo de conocer la laguna 69. Anticipadamente, como de costumbre, me habían dicho que era imposible ir sin contratar un tour, comentarios que por quincuagésima vez desestimé.

Mi instinto nuevamente me jugó una buena pasada. Salí desde Huaráz a dedo rumbo a Yungay, el último pueblo asfaltado previo al Parque Nacional Huscarán, y fui levantado por una pareja dueña de una agencia de turismo. Automáticamente hicimos un intercambio: fotos y videos a cambio de ser parte del tour gratuitamente.

1

Fue así que al otro día por la mañana, el micro de MonyTour pasó a buscarme para emprender el paseo más significativo de tantos que se pueden hacer por la cordillera blanca. Fueron alrededor de dos horas por camino de tierra, en muy mal estado, hasta arribar a la entrada del parque que tiene un costo de 10 soles para hacer el trekking de una jornada. Si se desea acampar, el precio es de 65 independientemente de los días que uno quiera estar.

En el parque hay varias alternativas de caminata, pero la más famosa por lo accesible a todo público, el tiempo que lleva y su belleza, es la laguna 69. Encerrado en un hermoso valle verde, empecé a caminar por el sendero bien marcado, entre medio de una poco atractiva fauna conformada por caballos y vacas, que con el correr de los kilómetros presentaba diferentes escenarios.

2

A las altas cascadas se le fueron sumando glaciares, dos lagunas y  la mayoría de las montañas más imponente de la cordillera blanca, tales como Pisco, Huascarán y Chopicalqui. Los cambios se asemejaban a los circuitos de El Chaltén, que finaliza uno de ellos en la Laguna de los Tres, que si bien presenta una hermosa claridad en sus aguas, es superada por este majestuoso espejo natural peruano.

3

Fueron tres horas de ida, que arrancó en 4100 metros de altura y terminó en 4700. Los últimos 40 minutos de pura subida, con algún descanso de por medio, y una diminuta vista previa del lago que te motiva a acelerar el paso el último minuto. El entorno paga el esfuerzo que se verá notoriamente relajado en la vuelta (2 horas) tras permanecer durante alrededor de una hora disfrutando de tan belleza que pocos se anima nadar.

4

Mi éxtasis era tal que me arrojé, sin importar los 3 grados, y realmente el frío era terrible. Había que gritar, había que liberar la ansiedad, la emoción que invadía también por el buen laburo audiovisual. Por los recuerdos del disco rígido interno y los de la cámara. Divina irracionalidad.

5
¿CÓMO LLEGAR?

Si bien no pago tours en mi viaje, y tal como expliqué aquí tampoco, reconozco que en este caso lo más conveniente es contratar uno. Parten desde Huaraz y el costo oscila entre los 40 y 60 soles más de 10 de la entrada. De forma particular, se puede ir a dedo o por 5 soles a Yungay, el último pueblo que presenta pista asfaltada previo al parque, y tomar desde allí un transporte por 40 / 30 soles (ida y vuelta). A eso recuerden sumarle los 10 de ingreso. A dedo es muy dificultoso, ya que prácticamente los vehículos son todos tours, taxi o servicios convencional de transporte. Si desean acampar y pasar varios días, quizás sí se justifique hacerlo autoguiado. Tengan en cuenta que por las noches el frío es intenso, por lo cual es indispensable tener un equipo de campamento apto.

¿QUÉ LLEVAR?

Dentro del parque no hay nada y es conveniente ir con previsiones para toda la jornada. Los tours suelen parar a desayunar, gran clave previa al trekking. En cuanto al agua, llevé una botella pequeña y la fui reponiendo al pasar por distintas cascadas. Si es de estómago sensible, es recomendable por lo menos 2 litros por persona.

¿ALOJAMIENTOS?

Hay varios hospedajes alternativos en Huaraz, que van desde los 10 soles hasta los 20. Algunos de los más económicos cumplen con los requerimientos de hostel: cocina, living, televisión y baños compartidos. La zona, en sí, es muy económica.

Podés seguir el viaje de Danel Ayesta en la Fanpage de Facebook “Sueños de Mochila

Lee También: 5 lugares que visitar en Perú
Lee También: ¿Como llegar a Machu Picchu?

ANUNCIO

Hostales en Cusco

 

Comentarios

comentarios