Compartir

Subirse al Tren Transiberiano supone viajar en el sistema ferroviario mas extenso del planeta. El recorrido completo de esta línea ferrea, de 9.288 kilómetros de largo, une las ciudades de Moscú y Vladivostok. Desde la capital rusa, en el continente europeo, a la costa rusa del Océano Pacífico, en el mar de Japon. El tren cruza siete husos horarios, aunque dentro del convoy y en las estaciones de todo el recorrido se utiliza siempre el horario de Moscú; esto hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de hacer las escalas y planificar los posibles trasbordos.

Estación Transiberiano.

Estación del Transiberiano, la red ferroviaria más larga del mundo.

Este tren mítico hace numerosas paradas a lo largo de todo el trayecto. Para los viajeros, hay paradas clave que permiten ir conociendo la transición entre los territorios europeos y la lejana sibera asiática. Las ciudades más importantes de la ruta son, Ekaterinburg (en plena cordillera de los Urales), Novosibirsk (ya en Asia), Irkutsk (muy cerca del impresionante Lago Baikal), Ulan Ude (ciudad que permite la conexión con el Transmongoliano), Khabarovsk (a pocos kilómetros de la frontera norte de China) y, finalmente, Vladivostk (final de ruta en el extremo oriental de Rusia).

¿Dónde comprar el ticket?

Existen diferentes vías para comprar, la más sencilla es a través de la página web de los ferrocarriles rusos. También puedes comprarlo en la estación ferroviaria de Yaroslavsky, en Moscu. Lo complicado de esta opcción es que tenes que lidiar con los vendedores que no hablan inglés. Por eso lo mejor es hacerlo por la web. Con esta opción también evitas todos los recargos que puede ocasionarte comprar por medio de una agencia de viajes.

El pasaje en tercera clase entre Moscú e Irkuts (5.185 kilómetros) cuesta alrededor de 130 euros; el recorrido completo (hasta Vladiviostok) cuesta unos 170. El pasaje incluye una parada opcional. Por ejemplo, si vamos de Moscu a Irkutsk, puedes elegir parar una o dos noches en Ekaterimburgo, y luego subirte al próximo tren que va a Irkutsk sin pagar de nuevo. Si quiere hacer más paradas deberás pagar varios billetes. El Transiberiano no funciona como el Interrail europeo.

¿Qué clase elegir?

Si quieres vivir la experiencia en el tren al máximo, recomendamos elegir la tercera clase. Vas a viajar con rusos, en estos vagones casi no hay extranjeros. La gente suele ser muy amigable con los extranjeros; intentan hablarte, en ruso; te invitan a comer y a beber con ellos y se sacan fotos contigo.

Pese a ser el pasaje más barato las comodidades no faltan: hay camas ubicadas en camarote para cuartro personas; dispones de agua caliente para hacer  te, café, y nudles (fideos); hay dos baños compartidos con todos los pasajeros del vagon y un bar comun a todos los pasajeros. El único inconveniente es que no hay duchas, con lo que no podrás bañarte en los días que estés a bordo del tren. Pero la oportunidad de compartir recorrido con los vajeros locales vale la pena.

La vida a Bordo del Transiberiano

Primero a tener en cuenta es que el viaje desde Moscú a Vladivostok dura seis dias, con lo que conviene elegir Irkutsk como parada opcional (a tres días de distancia). Irkutsk es una de las ciudades mas pobladas de Siberia y tiene como atracción principal el mítico Baikal. Para llegar al lago más profundo del mundo salen autocares cada hora desde la estacion de autobuses de Irkutsk rumbo al pueblo de Listvyanka. El trayecto dura hora y media.

Para los interesados en seguir el viaje hasta Pekín, la mejor opción es hacer el transbordo en la ciudad de Ulan Ude. De allí parte la línea férrea que se introduce en Mongolia y conecta las ciudades de Ulan Bataar y Pekin con el ramal ruso.

La vida a bordo del tren va por etapas. Al principio todo es emoción; estás en el mítico Transiberiano y viajas como lo hacen los propios rusos. Con el pasar de los días la emoción cesa. Caes en la realidad de que estás encerrado en un tren y que sólo puedes bajarte en las numerosas paradas diarias de 30 minutos que hace el convoy a lo largo del trayecto. Si el tren para en una zona donde hay un pueblo, vamos a ver cientos de personas vendiendo comida, bebidas, pescado aumado. Es un buen momento para proveernos de comida cocinada.

¿Qué tipo de comida comprar?

Lo más recomendable es ir a un supermercado en Moscú, o en la ciudad donde comenzemos el viaje, y proveernos de comida para los días que dure el viaje. Para el primer día podemos comprar fiambre y pan, pero para los días posteriores lo más recomendables es comprar comida enlatada (pate, sardinas, atún, etc) y nudles (podemos cocinarlos con el agua caliente que nos provee el tren). Aún así, no está de más comprar un par de bidones de agua. En los supermercados venden bidones de 5 a 10 litros.

A lo largo de las jornadas de viaje, aprovechando las paradas estratégicas del tren, podemos proveernos de más comida. Los puestos de venta que se arman alrededor de las estaciones tienen pescado ahumado, pan, dulces, bebidas frías, y todo tipo de alimentos. El Transiberiano es una una fuente de trabajo para miles de personas que viven en los pequeños poblados rusos dónde la única fuente de ingresos es la gente que viaja a bordo del tren.

Distancias y horas de viaje

Ekaterimburg: 1.778 Kilómetros; 26 horas horas desde Moscú

Novosibirisk: 3.303 Kilómetros; 21 horas desde Ekaterimburg.

Irkutsk: 5.153 kilómetros;  31 horas desde Novosibirisk.

Ulan Ude: 5.609 kilómetros; 8 horas desde Irkutsk.

Khabarovsk: 8.4493 kilómetros; 51 horas desde Ulan Ude

Vladivostok: 9.298 kilómetros; 13 horas desde Khabarovsk

map1

Nota de caracter periodistica escrita por Gonzalo Cazenave para el Diario Eldiario.es de España.

¡¡Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibí noticias en tu correo !!

Leé También: La forma más económica de hacer el transiberiano

Link Orginal: http://www.eldiario.es/canariasahora/viajarahora/Claves-viajar-mitico-Transiberiano_6_240485959.html



Comentarios

comentarios

Compartir
Artículo anterior¿Que hacer en Nueva York?
Artículo siguienteTrivia viajera ¿Quién sabe más del mundo?
Mi nombre es Gonzalo Cazenave, Argentino, viajero de profesión. Empece esta loca aventura hace muchos años, primero viajando por mi país, luego, decidí hacerme nomade las 24 horas del día los 365 días del año. Mi primer viaje de mochilero sin tiempo estimado de retorno, fue por Sudamerica, donde recorrí Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia y Bolivia, por tierra y en 8 meses. 6 meses después de regresar a Argentina, volví a emprender un viaje... Lo que se conviertio en "El Viaje" de mi vida, recorri por tierra y en su mayoria a Dedo y con poco dinero, desde Europa al Sudeste Asiático en 8 meses! Y volvi desde Austaralia hasta España a Dedo, y cruze desde Mexico a Colombia sin dinero. Todo en un solo Viaje. Llevo recorrido mas de 110 mil kilometros por tierra en 4 contienentes distintos. (America, Europa, Asia y Oceania) Viaje y viví como persona local en paises como Russia, Ucrania, Rumania, Estonia, Suecia, Finlandia, Mongolia, China, Tailandia, Nueva Zelanda entre otros. Trabaje en Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, Suecia, Dinamarca, Estonia, Tailandia y Nueva Zelanda.